Se recrudece la violencia de las FARC

El viernes 22 de mayo pasado, las FARC terminó el cese al fuego unilateral que había anunciado el 20 de diciembre de 2014.

En los 10 días que han transcurrido desde entonces, CERAC ha registrado 22 acciones ofensivas que cuentan con evidencia documental que permite atribuirlas a este grupo guerrillero más allá de toda duda razonable.

Este número de acciones ofensivas violentas, en 10 días, corresponden a una más del total que realizó este grupo guerrillero en los cinco meses que duró su cese al fuego unilateral (21 acciones).

En estas 22 acciones se ocasionó la muerte a un miembro de la Policía; además, resultaron heridos 11 personas: 7 civiles, 2 policías y dos integrantes de la Armada.

Las FARC reiniciaron su violencia concentrándose en ataques a la infraestructura y realizando hostigamientos a puestos de la Fuerza Pública.

Mediante el uso de explosivos contra la infraestructura, afectaron en dos ocasiones torres de conducción de energía eléctrica, dejando sin energía al puerto y la ciudad de Buenaventura (el sábado en la noche) y a las poblaciones de Campamento y Angostura el viernes pasado.

También se presentaron cuatro atentados contra la infraestructura de transporte de petróleo, los primeros de esta guerrilla ocurridos desde diciembre pasado, contra el oleoducto Transandino, en jurisdicción de los departamentos de Nariño y Putumayo. En total, se registraron doce explosiones intencionales.

Se registraron también 9 combates contra la Fuerza Pública en los que no se ha podido establecer la iniciativa de los hechos. Como consecuencia de los enfrentamientos murieron 3 civiles, 4 integrantes del Ejército y 6 guerrilleros; además resultaron heridos 3 civiles y 3 soldados del Ejército.

También se registró un herido por mina antipersonal.

En materia de hostigamientos contra puestos de la Fuerza Pública se registraron siete hostigamientos, la mayoría de ellos en el pacífico caucano y la zona andina del mismo departamento del Cauca.

También registramos una emboscada contra la Fuerza Pública, una instalación de un carro bomba y una amenaza.

En términos geográficos, tales acciones han estado localizadas en los departamentos de Cauca (8), Nariño (6), Putumayo (3), Antioquia (2), Caquetá (1), y Norte de Santander (1), Valle del Cauca (1).

Share