Monitor del Cese el Fuego Bilateral y de Hostilidades

Reporte final, junio 30 de 2017

Periodo de monitoreo: del 29 de agosto de 2016 al 27 de junio de 2017

Un conflicto largo, de terminación negociada

El ininterrumpido cese el fuego bilateral entre el Gobierno y las FARC, que completó diez meses, y la entrega y almacenamiento de las armas de los integrantes de las FARC, consolida el fin del conflicto con dicha guerrilla y lo hace irreversible.

El inicio del posconflicto con las FARC trae consigo drásticas reducciones del riesgo de seguridad y del riesgo humanitario en Colombia, con poca probabilidad de aumento futuro en ambas.

  • Si bien el cese el fuego sigue vigente hasta el 1º de agosto, con la dejación de armas, se reduce a niveles nulos el riesgo de nuevas violaciones, lo cual permite afirmar que se dio la terminación del conflicto con las FARC
  • El cumplimiento del cese el fuego bilateral fue casi completo, en tanto que la prohibición de entrar intencionalmente en contacto armado con la contraparte no ha sido violada.
  • En lo corrido del cese el fuego se han registrado 24 infracciones a las reglas que regulan el CFHBD, de estas:
    • Cuatro son violaciones al cese el fuego, ya que implican una acción violenta, aun cuando esta no sea intencional: en todos los casos estas acciones se dieron por dificultades eventuales de comunicación y coordinación.
    • Tres violaciones al compromiso de no realizar hostilidades, las cuales se dieron por acciones individuales de miembros de las FARC o de la fuerza pública, y no como una acción coordinada de ninguna de las partes.
  • Desde que inició el cese el fuego bilateral, CERAC registró seis eventos en los que fueron asesinados cuatro miembros activos de las FARC y cinco familiares de integrantes de esta guerrilla. Uno de estos hechos violentos fue atribuido a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, mientras que en los cinco restantes se desconocen los responsables.
  • CERAC ha registrado 44 acciones violentas, en las que se desconoce quiénes fueron los responsables y que, a juicio de CERAC, deben ser objeto de verificación pues ocurrieron en lugares con presencia de las FARC en el pasado. Estas acciones se concentraron principalmente en los departamentos del Cauca, Caquetá, Guaviare, Huila, Meta y Nariño.
  • El proceso de paz previno, al menos, la muerte de 2.796 personas, cifra que incluso puede ser mayor según el periodo con el que se compare.
  • Durante el cese el fuego bilateral, se redujo más la violencia que durante el periodo en el que se pusieron en vigor las medidas de desescalamiento bilateral: durante el cese se dejaron de perder por lo menos 673 vidas en un periodo de tan solo diez meses.

Violaciones en el mes a los protocolos que regulan el CFHBD

El pasado 27 de junio la Misión de las Naciones Unidas en Colombia informó que fue verificada la entrega del 40% restante de las armas de las FARC, con lo cual se completó la entrega y almacenamiento de las armas individuales. Según la Misión, se encuentran almacenadas en sus contenedores 7.132 armas que se registraron durante el ingreso de los 6.893 guerrilleros a las Zonas y Puntos Transitorios.

Aunque el cese el fuego bilateral se mantendrá vigente hasta el 1º de agosto, CERAC considera que, con la dejación de armas, existen las condiciones que evidencian la terminación del conflicto con las FARC. Teniendo en cuenta que la entrega de armas de las FARC reduce a niveles nulos el riesgo de que se presenten acciones violentas o enfrentamientos que impliquen violaciones al cese o al compromiso de no realizar hostilidades, este será el último reporte público de monitoreo al cese bilateral y de hostilidades.

Los resultados

Durante los 305 días de duración del cese el fuego bilateral, el cumplimiento de dicho cese fue casi completo, en tanto que la prohibición de entrar intencionalmente en contacto armado no ha sido violada ni por las FARC ni por la fuerza pública.

Durante estos diez meses solo se registró una operación ofensiva dirigida contra las FARC realizada por la fuerza pública, por carencia de información; mientras que el único combate registrado se dio por un incidente sin intencionalidad ofensiva y en condiciones de ausencia de comunicación.

Durante el cese bilateral CERAC registró veinticuatro infracciones a los protocolos que rigen el CFHBD, de las cuales cuatro son violaciones al cese el fuego y tres son violaciones al compromiso de no cometer hostilidades.

CERAC ha registrado dos hechos, además de la operación militar y del combate, que constituyen violaciones al cese, pero en ninguno de los casos hubo una acción intencional hostil y deliberada de las FARC hacia la fuerza pública o viceversa.

Si bien en estos diez meses no se presentaron víctimas mortales o heridos de la población civil en acciones de las FARC, en las violaciones señaladas murieron dos guerrilleros y dos ex miembros (disidentes) de las FARC; además, un militar resultó herido, fue secuestrado un civil y violentada sexualmente una menor de edad.

En los últimos dos meses, CERAC registró cuatro acciones violentas en las que fueron asesinados cuatro miembros activos de las FARC, quienes habían recibido el beneficio del indulto. Hasta el momento, no hay información acerca de los responsables de estos asesinatos ni la relación de éstos con el conflicto.

El detalle de las violaciones registradas

Violaciones al cese el fuego

  • Combate el 16 de noviembre de 2016 entre la fuerza pública y tres integrantes de las FARC que iban rumbo a una ZVTN, en zona rural de Santa Rosa, Bolívar. Al respecto, el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV) señaló: “El desplazamiento de los tres integrantes de las FARC-EP que estuvieron involucrados en el incidente, no fue ni informado, ni coordinado ya sea con el MMV o con la fuerza pública que se encontraba emplazada en dicha región, incumpliendo lo establecido en el protocolo en el cual las FARC-EP deben no hacer presencia por fuera de los PPT armados y uniformados sin coordinación previa con el MMV”; agregando que “el hecho constituye una violación al protocolo [del CFHBD]”.
  • Asesinato de un guerrillero disidente por parte de guerrilleros de las FARC, ocurrido el 16 de noviembre de 2016, en Tumaco, Nariño. Ante este hecho, el MMV no hizo ningún pronunciamiento.
  • Combate entre integrantes de la columna móvil Teófilo Forero y disidencias del frente 14 de las FARC, ocurrido el 10 de enero, en zona rural de San Vicente del Caguán, Caquetá. Frente al hecho, el MMV señaló que fue un ataque armado contra alias ‘Mojoso’ quien decidió abandonar la organización [FARC]”. El hecho fue calificado por el MMV como una “violación grave” al protocolo.
  • Ingreso a la ZVTN de San José del Guaviare de una patrulla del Ejército el 31 de mayo. Integrantes de las FARC trataron de impedir su entrada, pero los militares hicieron caso omiso. Los guerrilleros dispararon e hirieron a un militar. El MMV concluyó que esta es una “violación grave” a los protocolos que rigen el CFHBD.

Violaciones al compromiso de no cometer hostilidades

  • Secuestro de un civil por parte de las FARC, ocurrido el 10 de diciembre de 2016 en El Retorno, Guaviare. El MMV no se pronunció ante este hecho.
  • Agresión sexual a una menor de edad por parte de un integrante del Ejército, ocurrida el 28 de diciembre de 2016 en zona rural de Tibú, Norte de Santander. Este hecho fue calificado como una “violación grave” por el MMV.
  • Intento de agresión sexual a dos menores de edad por un guerrillero de las FARC, ocurrido el 9 de mayo en Vigía del Fuerte, Antioquia. Al respecto, el MMV afirmó que “en la noche del 09 de mayo del 2017, se produjo un intento de violación de dos menores de edad (3 y 9 años respectivamente) por parte de un miembro de las FARC”. Sin embargo, no hay información sobre si el hecho constituyó una violación según el Mecanismo.

Las infracciones a los protocolos que rigen el CFHBD

Durante las 44 semanas de duración del CFHBD se registraron otras diecisiete infracciones a los protocolos que rigen dicho cese, las cuales no supusieron hechos violentos. Dichas infracciones violaron principalmente la regla de “salir de las ZVTN o de los PTN sin cumplir los procedimientos acordados en materia de seguridad para los desplazamientos”.

Asesinato de miembros activos de las FARC o de sus familiares

Desde que inició el cese el fuego bilateral, CERAC registró seis eventos en los que fueron asesinados cuatro miembros activos de las FARC y cinco familiares de integrantes de esta guerrilla. Si bien estos hechos no constituyen una violación a los protocolos que regulan el CFHBD, son acciones violentas contra la seguridad e integridad que afectan directa o indirectamente a sus miembros activos. Además, son acciones que suponen un incumplimiento de las garantías de seguridad para los miembros de las FARC en la transición al posconflicto, pues materializan riesgos de seguridad.

  • El 16 de abril en zona rural de Tumaco, Nariño, fue asesinado con arma de fuego Luis Alberto Ortiz, alias Pepe, integrante activo de las FARC que había sido cobijado con el beneficiado de indulto. Según las FARC, el asesinato fue cometido por alias “Renol”, quien pertenecería a un grupo criminal que opera en la zona.
  • El 16 de abril, en El Litoral de San Juan, Chocó, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) secuestraron a los hermanos Anselmo y Dalmiro Cárdenas Victoria. El 20 de abril fueron encontrados los cuerpos de estos hombres, quienes eran hermanos de un guerrillero de las FARC que se encuentra detenido en un centro carcelario en Chiquinquirá, Boyacá. El guerrillero afirmó que un amigo de ellos los engañó y los citó para realizar un trabajo; las víctimas cumplieron la cita y fueron secuestrados, torturados y asesinados por las AGC.
  • El 24 de abril fueron asesinadas con arma de fuego tres personas en Tarazá, Antioquia, familiares de un guerrillero de las FARC que se encuentra concentrado en la zona veredal ubicada en Remedios, mismo departamento. Según el grupo guerrillero “los autores son presuntos integrantes de grupos paramilitares que operan en la zona”.
  • El 25 de abril fue asesinado con arma de fuego, en Toribío, Cauca, José Ever Yatacué, miliciano de las FARC que se había acogido al proceso de paz y que se encontraba en las listas de milicianos que el Secretariado de las FARC le suministró al Gobierno nacional.
  • El 31 de mayo fue asesinado Rusbel Santana, indultado de las FARC, quien se encontraba realizando su proceso de reincorporación en San Vicente del Caguán, Caquetá. No hay fuentes complementarias que permitan corroborar este hecho.
  • El 19 de junio fue asesinado en este mismo municipio, Rigobel Quesada, guerrillero de las FARC que estaba cobijado con el beneficio de indulto como parte del Acuerdo de paz.

Acciones que no han sido atribuidas a las FARC y que se han presentado en zonas con presencia violenta del grupo guerrillero

En los diez meses de duración del cese, CERAC ha registrado 44 acciones violentas, en las que se desconoce quiénes son los responsables y que, a juicio de CERAC, deben ser objeto de verificación pues ocurrieron en zonas cuya presencia histórica ha sido de las FARC, por lo que, sin investigación, la responsabilidad podría ser atribuida a ese grupo.

Estas acciones se concentraron principalmente en los departamentos del Cauca, Caquetá, Guaviare, Huila, Meta y Nariño, en los cuales se han podido identificar disidencias de los frentes 1, 6, 7, 17 y 40 y de las columnas móviles Teófilo Forero, Miller Perdomo y Daniel Aldana. Este hecho hace que persista el alto riesgo de seguridad para los habitantes de estas zonas. Para conocer el detalle completo de estas acciones violentas haga clic aquí.

 

El proceso de paz con las FARC salvó vidas

El proceso de paz previno, al menos, la muerte de 2.796 personas, cifra que incluso puede ser mayor según el periodo con el que se compare.

Después de cuatro años y ocho meses de fase pública del proceso de paz con las FARC, los resultados en la disminución de la violencia asociada al conflicto armado son evidentes.

Esta mejora es, a juicio de CERAC, consecuencia directa de las medidas negociadas para reducir la intensidad de la confrontación.

En efecto, durante el cese el fuego bilateral, se redujo más la violencia que durante el periodo en el que se pusieron en vigor las medidas de desescalamiento bilateral.

Aunque también hubo varios ceses unilaterales de las FARC que de igual forma contribuyeron a tal reducción, lo hicieron en menor medida.

El cálculo del impacto del proceso de paz, en términos de vidas ‘salvadas’, tiene diferentes resultados dependiendo de los periodos comparados. Los distintos periodos analizados por CERAC, antes y durante la negociación son:

Antes de la negociación

  • Histórico general (hasta antes del inicio del proceso de paz): 1984 – 17 oct 2012
  • Recrudecimiento del conflicto: 1996 – 2002
  • Periodo presidencial de Álvaro Uribe Vélez o de ejecución de la Política de seguridad Democrática: 7 ago 2002 – 6 ago 2010

Durante la negociación

  • Proceso de paz con las FARC: 18 oct 2012 – 27 jun 2017
  • Periodos con ceses unilaterales al fuego de las FARC (275 días)
  • Periodos sin ceses unilaterales al fuego de las FARC (730 días)
  • Medidas bilaterales de desescalamiento del conflicto: 20 jul 2015 – 28 ago 2016 (406 dias)
  • Cese el fuego y de hostilidades bilateral: 29 ago 2016 – 27 jun 2017 (303 dias)

Resultados

En comparación con el acumulado histórico del conflicto, el proceso de paz con las FARC previno la muerte de por lo menos 2.796 personas a causa del conflicto: la mayoría de ellas guerrilleros de las FARC y miembros de la fuerza pública (1.553 de las FARC y 556 de la fuerza pública), quienes eran las más afectadas por los combates y ataques unilaterales durante el conflicto. La población civil también se vio particularmente beneficiada, gracias a la reducción de las muertes en, al menos, 688 casos.

Una reducción significativamente mayor de las vidas perdidas por el conflicto se presenta si se compara el período del proceso de paz con el conflicto durante el gobierno Uribe, así como con la etapa de recrudecimiento de la guerra: frente a dichos periodos, se previno la muerte en eventos del conflicto de 4.331 y 4.673 personas, respectivamente.

Los periodos sin cese el fuego unilateral de las FARC (que se dieron durante la negociación) son la gran excepción en la disminución de muertes diarias durante el proceso de paz. Pese a que durante estos periodos existe un descenso en los niveles de muertes de guerrilleros y civiles, no ocurre lo mismo con los muertos de la fuerza pública, la cual tuvo un promedio de muertes diarias mayor durante este periodo que en los demás, con excepción del periodo de recrudecimiento del conflicto, cuando hubo un mayor número de muertes diarias de todos los grupos.

Cese el fuego bilateral: periodo en el que más se dejaron de perder vidas

La prevención de muertes en eventos del conflicto durante el proceso de paz ha sido más marcada durante el CFHBD.

Aunque durante las negociaciones y el desescalamiento de la guerra se presentó una disminución de las muertes causadas por el conflicto, después del cese el fuego bilateral es donde se observa el mayor cambio e impacto, pues en él se dejaron de perder por lo menos 673 vidas, aproximadamente la cuarta parte de las vidas ‘salvadas’ en todo el proceso de paz, en un periodo de tan solo diez meses.

 

Nota metodológica del monitoreo del CFHBD

Este reporte presenta los resultados del monitoreo del cese el fuego bilateral y de hostilidades acordado entre las FARC y el Gobierno.

CERAC ha hecho un esfuerzo con la debida diligencia para la preparación de este reporte y el uso de la información en la que este se basa.

En materia de información, CERAC aplica metodologías de recopilación, inclusión, procesamiento y análisis con estándares aplicables para el análisis de conflictos y el registro de todas las víctimas en contextos de conflicto armado.

Para el monitoreo se usan las reglas que regulan el CFHBD, establecidas en los protocolos del Acuerdo Final (pp. 223-225). No se usan las reglas establecidas en el protocolo del 13 de octubre de 2016, previo a la firma del Acuerdo del 1 de diciembre.

Para más información sobre la metodología usada en este monitoreo consulte la nota metodológica.

Nota metodológica del proceso del cálculo de vidas salvadas

Para calcular la prevención de muertes en las negociaciones, se realizaron los siguientes pasos:

  • Se calculó el promedio diario de muertes registradas en cada período, tanto de combatientes (FARC y fuerza pública) como de civiles. Esto, con el propósito de comparar periodos de diferente duración, obteniendo los siguientes valores de muertes diarias:
Periodo Promedio de muertes diarias
Histórico conflicto 2,22
Recrudecimiento 3,32
Gobierno Uribe 3,12
Proceso de paz 0,59
Periodo con ceses unilaterales 0,46
Periodo sin ceses unilaterales 1,12
Medidas de desescalamiento 0,08
Cese el fuego bilateral 0
  • Se calculó el nivel esperado de muertes en cada uno de los cinco periodos durante el proceso de paz, si hubiera continuado el promedio diario de muertes en cada uno de los tres periodos antes del proceso.
  • Se comparó el promedio de muertes en cada uno de los cinco periodos durante el proceso, frente al promedio de muertes esperado si hubiera permanecido el nivel de muertes de los periodos antes del proceso.

 

Síganos en nuestras cuentas de twitter:

Conflicto al día
Violencia armada
Cerac

Visite nuestra página de internet: www.cerac.org.co

Lea nuestros escritos de opinión y análisis: www.blog.cerac.org.co

Suscríbase aquí para recibir nuestros reportes: www.cerac.org.co/productos-y-servicios/

Este reporte ha sido preparado con fondos propios de CERAC. No cuenta con financiación externa: CERAC no recibe dinero o recursos materiales del Gobierno Nacional ni de ningún otro gobierno o entidad pública o privada, para conducir sus labores de análisis y monitoreo del conflicto armado interno y la seguridad en Colombia.

Puede ser reproducido para usos no comerciales, haciendo el debido reconocimiento y manteniendo la integridad del documento:

creativeCommons

Monitor del Cese el Fuego y de Hostilidades por CERAC, está licenciado bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Aviso legal

El presente documento, elaborado por CERAC- Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, tiene carácter divulgativo y contiene datos, opiniones o estimaciones referidas a la fecha del mismo, de elaboración propia o procedentes o basadas en fuentes que consideramos fiables, sin que hayan sido objeto de verificación completa por CERAC. CERAC, por tanto, no ofrece garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Las estimaciones, proyecciones y opiniones que este documento puede contener han sido realizadas conforme a metodologías generalmente aceptadas y deben tomarse como tales, es decir, como previsiones o proyecciones.

Share