Homicidios, siete años consecutivos a la baja

Tanto Medicina Legal como la Policía Nacional reportaron una caída para el 2016, aún cuando la medición forense muestra una reducción más pronunciada. En términos del riesgo, la tasa de homicidio de Colombia es la octava mayor de América Latina habiendo mejorado dos puestos en ese ranking de inseguridad con respecto al 2014.

Según el Instituto de Medicina Legal, la disminución en 2016 fue de 7,84% alcanzando 10.677 homicidios y según la Policía Nacional cayeron un 3,07%, llegando a 12.076. Este nivel de homicidios corresponde a una tasa de 22 personas por cada 100 mil habitantes según Medicina Legal, dos menos que la registrada durante el 2015 y a una tasa de 25 personas por cada 100 mil habitantes según la Policía Nacional.

La violencia homicida en Colombia sigue siendo altísima, pero sí ha caído: hace tres años, Colombia era el sexto país de América Latina en términos de mayor tasa de homicidios y el octavo país en el mundo. Hoy en día, Colombia es el octavo país con mayor tasa de homicidios en América Latina, después de Venezuela (92), El Salvador (86), Honduras (63) Jamaica (50), México (28), Guatemala (28) y Brasil (25).

  • Los municipios donde hubo un mayor aumento en el número de homicidios entre el 2015 y el 2016 fueron: Candelaria (Valle, con 90%), Quibdó (51%), Jamundí (46%), Cúcuta (43%),Turbo (43%), Soledad (27%) y Medellín (8%).
  • Los municipios en los que hubo una mayor disminución del número de homicidios, entre el 2015 y el 2016, fueron: Segovia (92%), El Cerrito (68%), Buenaventura (58%), Valledupar (39%), Palmira (36%), Cartagena (20%), Cali (11%) y Bogotá (5%).

La violencia homicida continuó concentrándose en las principales ciudades del país

  • Diecisiete ciudades concentraron el 51% de los homicidios ocurridos durante el 2016: Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cúcuta, Cartagena, Soacha, Pereira, Palmira, Tumaco, Villavicencio, Quibdó, Soledad, Armenia, Ibagué, Tuluá y Bello.
  • Sin embargo, en ocho de estas ciudades el número de homicidios disminuyó (Bogotá, Cali, Barranquilla, Cartagena, Pereira, Palmira, Villavicencio, Armenia); en una se mantuvo (Ibagué) y en las otras ocho, aumentó (Medellín, Cúcuta, Soacha, Tumaco, Quibdó, Soledad, Tuluá y Bello).
  • De los municipios con información registrada por Medicina Legal, 283 estuvieron por encima de la tasa de homicidios nacional (21,90 por cada 100 mil habitantes), mientras que 427 estuvieron por debajo.
  • En el 2016 la población joven continuó siendo la más afectada (20 a 24 años de edad), ya que concentra el 19,79% de los homicidios y únicamente presentó una caída de 1,98% con respecto al 2015.
  • El 91,52% de los casos continuó ocurriendo en contra de la población masculina. El número de casos contra los hombres se redujo en 7,88% (pasando de 10.608 casos a 9.772), el número de casos contra mujeres se redujo similarmente en 7,01% (pasando de 970 a 902 casos).

Bogotá fue la ciudad más violenta del país en 2016 por número de casos registrados (1.302), Sin embargo, esta cifra muestra una caída de 5,10% con respecto al año anterior, la más fuerte en 4 años. Por su parte, Cali presentó una reducción del 10,60% al pasar de 1.424 casos en el 2015 a 1.273 en el 2016. Medellín registró después de cinco años de mejoría, un deterioro de la violencia homicida, con 535 casos, 38 por encima de los registrados en 2015.

Barranquilla, ciudad que ha sido presentada como una con alto deterioro de la inseguridad, presentó 398 casos de homicidios en el 2016 un 8,08% menos con respecto al año anterior, cuando registró 433 casos.

Del total de los municipios con información existente para el 2016, 211 registraron un solo caso de homicidio. Se destaca Uribe (Meta), Morales (Bolívar), Baraya (Huila), San Andrés de Cuerquía (Antioquia), Pueblo Rico (Risaralda), Necoclí (Antioquia) y Solita (Caquetá), que pasaron de tener cifras por encima de los cinco homicidios en el 2015 a tener uno en el 2016. Además 412 municipios no registraron ni un sólo caso de homicidio en el año anterior.

Cúcuta y Quibdó llaman la atención por ser las ciudades que tienen un mayor aumento en el número de homicidios en 2016, con 79 y 41 casos respectivamente. En los últimos tres años, el homicidio en estas ciudades había disminuído.

Dinámica en el riesgo de homicidio en el país

Los municipios que durante el 2016 tuvieron la mayor tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes fueron: Puerto Rondón-Arauca con 208,50; Bucarasica-Norte de Santander con 153,17; Gonzalez-Cesar con 132,57; Montenegro-Quindío con 111,01; Toro-Valle del Cauca con 109,37; Santa Fé de Antioquia-Antioquia con 109,21; Caicedonia-Valle del Cauca con 107,63; Tibú y Puerto Santander- Norte de Santander con 106,24 y 105,56 casos respectivamente; Quibdó y San José del Palmar-Chocó con 104,39 y 104,10 casos respectivamente y Puerto Gaitán-Meta con 101,72.

Las ciudades con una menor tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes durante el 2016 fueron: Manaure-La Guajira con 0,93; Ciénaga de Oro-Córdoba con 1,53; Necoclí-Antioquia con 1,56 y San Marcos-Sucre con 1,73.

Algunas regiones y departamentos muestran un persistente y alto riesgo de homicidio:el Valle del Cauca tiene 22 municipios de los 42 del departamento con tasas superiores a los 50 pcmh, característica que se extiende a todo el eje a lo largo del río Cauca hasta Antioquia; el Catatumbo, el Departamento de Arauca, el pacífico Nariñense y Caucano, el Putumayo y el Meta, muestran altos niveles de tasa de homicidio en 2016. Por el contrario, la región Caribe resultó ser la región con menor tasa de homicidios.

Texto tomado del Semanario 8 de 2017 de CERAC.

Share