Dos meses del cese bilateral: cumplimiento íntegro; cambio en las reglas

  • No se registraron acciones armadas violatorias; ni operativos militares, o daño a la población civil a través de la violencia armada.

  • No se registraron, en consecuencia, muertes o heridos, en el marco de acciones violatorias  al cese.

  • No se conocieron acciones violatorias que pudieran afectar a la población civil o que llegaran a generar riesgos humanitarios dentro y fuera de los Puntos de Pre agrupamiento Temporal (PPT).

  • Se registraron dos reportes más de hostilidades atribuidas a las FARC, que sí afectaron a la población civil. Sin embargo, tales reportes, que violarían los compromisos, no fueron documentados ni denunciados a las autoridades y tampoco se logró corroborarlos.

  • Ninguna de las partes realizó acciones violatorias que afectaran el funcionamiento del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV) o de los PPT.

  • Ninguna de las partes realizó acciones que atentaran contra la integridad moral de su contraparte.

  • Se registraron tres reportes de acciones violentas en zonas de presencia reciente de las FARC, los cuales deben ser verificados para descartar la responsabilidad de este grupo en tales hechos.

Se mantiene el Cese Bilateral anunciado el pasado 29 de agosto, pero con el ajuste de las reglas para su monitoreo y verificación. Como resultado, hay un nuevo protocolo que contiene las reglas que definen y regulan el cese el fuego, mientras se negocia un nuevo acuerdo. CERAC realiza el monitoreo del cese el fuego bilateral con base en las reglas definidas en el este protocolo (ver nota metodológica).

Presuntas extorsiones y constreñimientos de las FARC

En el segundo mes de implementación del cese, se registraron reportes que hacen mención al hecho de que las FARC continúan extorsionando. Ninguno de estos eventos pudo ser corroborado con otras fuentes de información ni se conocieron denuncias ante las autoridades o documento alguno que sustentara dichos reportes.

  • En el departamento de Putumayo circuló un panfleto firmado por el bloque Sur de las FARC en el que anuncian medidas de prohibición para los habitantes, las cuales regirían a partir del 20 de octubre; entre ellas, un toque de queda entre las ocho de la noche y las cinco de la mañana. Al respecto, el comandante de la sexta brigada del Ejército, general Javier Cruz, afirmó “que se puede tratar de una acción de la banda delincuencial organizada, de estructura B, conocida como ‘La Construc’”. Así mismo, el comandante de Policía de este departamento, coronel Omar Bonilla, señaló que “el panfleto puede tener una relación con bandas dedicadas al narcotráfico ya que el pasado jueves la Policía y el Ejército incautaron 1,8 toneladas”.
  • La senadora Paola Holguín afirmó que “camioneros denuncian a las FARC por extorsionar a transportadores en Casanare $1 millón por transitar por las vías de ese departamento”.

Acciones no atribuidas a las FARC y realizadas por personas no identificadas, en zonas en las que hay presencia violenta del grupo guerrillero

En el último mes fueron registradas tres acciones violentas, que si bien no fueron atribuidas a las FARC, se realizaron en municipios donde existe presencia del grupo guerrillero y, por tanto, deberían ser a juicio de CERAC, objeto de verificación, para descartar la eventual responsabilidad de ese grupo en ellas. En estas acciones, cinco civiles murieron y cuatro más resultaron heridos; además, fueron amenazados cuatro concejales.

  • En el corregimiento Mondomo, zona rural de Santander de Quilichao, Cauca, fueron atacados dos soldados del Ejército, quienes resultaron heridos. En los últimos tres años CERAC registra presencia violenta en este municipio de las FARC, el ELN y las Águilas Negras.
  • En Arauca, Arauca, desconocidos asesinaron con arma blanca al periodista Henry José Romero Perea. En los últimos tres años CERAC registra presencia violenta en este municipio de las FARC, el ELN y las Águilas Negras.

En la vereda Mondoñedo, de Mosquera, fueron activados explosivos en una torre de energía; no se registraron víctimas. Posteriormente, la fuerza pública halló seis cargas explosivas en otra torre cercana, que fueron detonadas de manera controlada; dos policías resultaron levemente heridos en el momento de la desactivación. En los últimos tres años CERAC registra presencia violenta de las FARC en este municipio.

¿Cómo afectaría la nueva logística de los PPT el cumplimiento del cese?

El reciente protocolo del cese el fuego y hostilidades alcanzado entre el Gobierno y las FARC puso en funcionamiento los PPT. Según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, se establecerán 26 puntos, en los cuales el MMV se encargará de verificar el cumplimiento de las reglas pactadas del cese bilateral que se encuentra vigente. A pesar del anuncio de la creación de los PPT, no contamos con información documentada que demuestre que estos puntos se encuentran activos; igualmente, se desconoce la ubicación de los mismos.

Los PPT fueron reglamentados el pasado 20 de octubre de 2016, mediante el Decreto 1647, el cual establece como aspectos más relevantes:

  • Los PPT son zonas de agrupamiento autorizadas en virtud de la Ley de Orden Público  la cual faculta al Presidente de la República a ubicar a grupos armados con los que se adelanten procesos de paz, en lugares específicos del territorio nacional. Esto implica que los puntos no se establecerán ni funcionarán de acuerdo con las disposiciones del Acuerdo Final, relativas a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización.
  • En los puntos solo se realizará la suspensión de las órdenes de captura de los miembros que se ubiquen temporalmente allí.

A diferencia de las Zonas Veredales de Transición y Normalización (ZVTN) los PPT, son temporales y no tienen como objetivo ser zonas para la reintegración y el desarme de los guerrilleros. Estos puntos tienen controles menos estrictos que las Zonas Veredales y su principal objetivo es servir de punto de agrupamiento para reducir el riesgo, garantizar el cese y facilitar las condiciones para el monitoreo y verificación.

Los PPT no tendrán controles de ingreso y salida de los guerrilleros, como los planteados para las ZVTN; es decir, los guerrilleros podrán salir, siempre y cuando no lo hagan uniformados o armados y con previa coordinación con el MMV. Si bien en el protocolo del 13 de octubre se establece que el Gobierno será el responsable de las necesidades materiales de los guerrilleros, como medida para evitar el mantenimiento de las economías de guerra, la flexibilidad en la entrada y salida de los guerrilleros podría aumentar el riesgo de posibles acciones criminales, como la extorsión.

En cuanto al funcionamiento logístico de la seguridad, a diferencia de lo que se había establecido para las ZVTN, en estos nuevos puntos no habrá zonas de seguridad y la fuerza pública se mantendrá fuera del área delimitada. La seguridad de los integrantes del MMV seguirá estando garantizada por las instituciones del Estado, tal y como se estableció en los protocolos del Acuerdo Final. Así, se matendría en operación la Unidad Especial para la Edificación de Paz de la Policía, la cual se creó el pasado 5 de septiembre con el objetivo de garantizar seguridad en zonas donde se concentrarán los guerrilleros y para la implementación de los acuerdos. 

Share