Diario de Conflicto y Paz, febrero 20 de 2013

En las últimas horas, en los municipios de Baraya, Tello, Isnos y San Agustín, del departamento del Huila, las FARC distribuyeron panfletos anunciando restricciones a la movilidad de la población civil, situación que se puede considerar una vulneración a los derechos humanos en tanto restringe la libre circulación de las personas en el territorio y genera temor en las comunidades al sentirse en una situación de riesgo por desempeñar sus actividades cotidianas.

Violencia asociada a grupos de conflicto

FARC

La administración de Briceño (Antioquia), reportó que 120 familias que viven en las veredas Orejón, La Calera, La Mina y Pueblo Nuevo, se encuentran confinadas y en alto riesgo por no poder desplazarse, después de que el día de ayer las FARC instalaran explosivos en el área. El Ejército Nacional inició una campaña de desminado ya que esta zona es cercana al proyecto Hidroituango, y se espera que una comisión de la Cruz Roja Internacional verifique la situación en la región.

Por otra parte, tras el hostigamiento realizado por este grupo contra la estación de Policía de Bagadó (Chocó), cien personas se desplazaron hacia Pueblo Rico (Risaralda), en busca de protección de las autoridades. Finalmente, en una nueva acción de bloqueo de vías, dos vehículos, al parecer cargados con explosivos, fueron atravesados por las FARC en la vía que comunica a Tuluá con el corregimiento de San Rafael (Valle del Cauca).

Neoparamilitares

La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (CREDHOS), sede Barrancabermeja (Santander), denunció que grupos armados –posiblemente paramilitares– han cometido asesinatos, amenazas, desapariciones y desplazamientos forzados, por lo que pidieron apoyo a las autoridades para proteger a la población y contrarrestar esta situación.

Desconocidos

Aunque no se reportaron víctimas, una patrulla de la Policía fue atacada con explosivos en la vía al mar en Pailitas (Cesar). En San Vicente del Caguán (Caquetá), desconocidos lanzaron una  granada contra una patrulla militar e hirieron a dos personas. En Landázuri (Santander) un desconocido asesinó a un patrullero de la Policía.

Por otra parte, en el sector conocido como Bocas del Mecaya en el (Caquetá), un campesino quedó herido al activar accidentalmente una mina antipersonal. Así mismo, en la vereda El Socorro, corregimiento de Petrólea, (Tibú, Norte de Santander), tres civiles erradicadores de cultivos ilegales quedaron heridos al activar un artefacto explosivo.

Evento destacado:

La Fundación País Libre presentó hoy un informe con las cifras de secuestro registradas desde el año 2003 hasta el 2012. El informe resalta que el departamento de Antioquia registró 816 víctimas en este período, cifra que concentra el 12% de los 6.880 casos reportados en los últimos diez años.

Noticias de la negociación:

Las partes negociadoras llegaron al acuerdo de llevar la sexta etapa de negociaciones hasta el día 1 de marzo para poder hacer el receso de Semana Santa. El  siguiente ciclo se reiniciará el 11 de abril.

Share