Diario de Conflicto y Paz, 7 de febrero de 2013

Los recientes combates que se presentaron ayer y hoy entre el Ejército y la guerrilla de las FARC (principalmente en Arauca y Cauca), así como las acciones unilaterales que de este grupo subversivo se han registrado en los últimos días, solo demuestran que, lejos de lo que pensaban algunos, las FARC aún cuentan con un alto poder para causar daño y para enfrentar militarmente a la Fuerza Pública. Además, es posible que hayan aprovechado los dos meses del cese unilateral del fuego, para apertecharse, reentrenarse y reoganizarse.

Violencia asociada a grupos de conflicto

FARC

Hoy se registraron dos combates entre miembros de esta guerrilla e integrantes del Ejército. Los combates fueron registrados en Arauquita (Arauca) y en Toribío (Cauca) y  dejaron cinco guerrilleros muertos, un policía herido y dieciocho civiles heridos.

EPL

Dos soldados muertos y uno más herido, fue el resultado de  un incidente ocurrido a una patrulla del Ejército en un campo minado. Este campo minado fue instalado por guerrilleros del EPL en una zona rural ubicada entre los municipios de Hacarí y Tibú, en Norte de Santander.

Violencia política

El congresista Iván Cepeda Castro denunció amenazas de muerte en su contra por parte de desconocidos. Según la denuncia que el político presento ante la Fiscalía, una llamada anónima le alertó sobre un grupo armado no identificado que se reunió en la población de Melgar (Tolima), con el fin de fraguar un plan para atentar contra su vida.

Evento destacado: 

La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, ACIN, denunció que en medio de un combate entre el Ejército y las FARC, registrado en Toribío (Cauca), miembros de esta guerrilla lanzaron un artefacto explosivo el cual cayó sobre una escuela del municipio, causando problemas auditivos leves a diecisiete niños que se encontraban dentro de ella. Asímismo se registró que en medio de la confrontación armada la señora Alba Libia Ascue quedó herida.

Noticias de la negociación:

El presidente del Senado, Roy Barreras, declaró que en esta legislatura no se discutirá la ley estatutaria relativa para el marco para la paz, y agregó: “Mientras los grupos ilegales tengan secuestrados en su poder no tendrán beneficios, ni jurídicos ni políticos”.

Share