Diario de conflicto y paz, 30 de mayo de 2013

Continúan los ataques a reclamantes de tierras en el país. En el Carmen de Bolívar desconocidos asesinaron a Rigoberto Rivera Catalán, hijo de Diomar Esther Catalán, reclamante de tierras en este departamento. Las autoridades tratan de establecer si el hecho está relacionado con el tema de la reclamación de tierras.

Campesinos amenazados en Bolívar Violencia política
 FARC Justicia Otros servicios
Conflicto Estudios
Campesinos de Las Pavas denuncian presiones para abandonar sus tierras

Campesinos que habitan la hacienda Las Pavas, en El Peñón, sur de Bolívar, denunciaron ante un fiscal del municipio del Plato Magdalena, el ataque con armas de fuego de integrantes de grupos de seguridad, de empresas que cultivan palma de cera en la zona. De acuerdo con Misael Payares, líder de la comunidad, no es la primera vez que estos grupos ejercen presión a los campesinos.

Violencia asociada al conflicto

Tras la explosión de una granada de mortero abandonada en la zona por un grupo sin identificar, en puerto Concordia, Meta, murieron los soldados del Ejército Harold Alberto Rairán Rairán, Walter Alirio Mora Martínez y Jeisson Andrés Parra Ballesteros. El cabo tercero Cristian Gómez Carabalí y el soldado John Alexis Londoño Castellanos, resultaron heridos.

FARC

La empresa de transporte público que cubre la ruta hacia el municipio de Briceño en el departamento de Antioquia, se niega a prestar sus servicios tras recibir amenazas de las FARC. Según el Secretario de Gobierno de Briceño, Sergio Alexis Londoño, el pasado lunes hubo una llamada a la empresa de transportes en la que les advirtieron que si envían vehículos, estos serán incinerados.

De otro lado, en Anorí, Antioquia, murió alias ‘Ismael’, segundo jefe del Frente Mario Vélez de las FARC, en combates entre esta guerrilla y el Ejército.

Violencia política

En zona rural de Gachancipá, Cundinamarca, desconocidos asesinaron al concejal de este municipio, Germán Cruz.

De otro lado en Iscuandé, Nariño, fue asesinado, también por desconocidos, el líder comunal Sócrates Paz Patiño. En el hecho también murió James Obed Ramo

Justicia

El Ejército pidió perdón a los familiares de Jesús David Gil Mosquera, quien fue asesinado con ocho personas más, en la masacre perpetrada por paramilitares en Barrancabermeja, Santander, el 28 de febrero de 1999. Según investigaciones y declaraciones de los implicados, el Ejército incurrió en omisión de sus funciones, pues tenía conocimiento de lo que sucedería la tarde de ese domingo y no hizo nada para evitar esta masacre. Conozca la historia completa aquí.

Estudios

Colombia entre la crisis humanitaria y la esperanza de paz.

     Cuidar la vida       Todas las víctimas      Libres, sin violencia
Share