Diario de conflicto y paz, 17 de mayo de 2013

A la grave situación del sistema penitenciario en el país, debido al hacinamiento de las cárceles y a las violaciones a los derechos humanos de la población recluida, se sumaron ayer dos hechos que ponen en riesgo la seguridad en dos de las principales cárceles del país. En primer lugar, un artefacto explosivo dejado frente a las instalaciones de la cárcel Bellavista en la ciudad de Medellín, Antioquia, dejó a dos mujeres heridas y a un miembro del INPEC aturdido por efectos de la explosión. El director de la cárcel, el teniente Manuel Flórez, informó a reporteros del diario El Mundo que no se conocen los responsables ni los motivos de dicho atentado. Por otro lado, la Ministra de Justicia, Ruth Correa, denunció que las FARC tendrían acceso a los planos de la cárcel La Picota de Bogotá. 

Asesinatos y amenazas a lideres de restitución de tierras FARC La negociación
Justicia Otras violencias Otros servicios

 

Continúan asesinatos y amenazas contra líderes del proceso de restitución de tierras

En declaraciones dadas a la La W Radio, el sacerdote Pedro Joya denunció que miembros de un grupo “antirestitución de tierras”, en el municipio de Carcasí, Santander, asesinaron a su hermana Benedicta Joya y luego incendiaron la vivienda donde funciona la sede en construcción del centro formativo de educación popular para líderes regionales de la corporación de paz desarrollo y medio ambiente agroecológica de la Provincia. El sacerdote también dijo que nuevamente ha recibido amenazas por su papel de liderazgo en las organizaciones campesinas de la región y por su constante acompañamiento en el proceso de restitución de tierras en el municipio de García Rovira (Santander).

En una carta de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz también se denunció este crimen, aunque ellos afirman que fue el grupo neoparamilitar Los Rastrojos.

Cabe recordar que el padre Pedro Joya, constante defensor de los derechos humanos y la paz, participó en el Foro Agrario, organizado por el PNUD y la Universidad Nacional, convocado por la mesa de negociación de La Habana.

Violencia asociada al conflicto

FARC

El 6 de mayo, en el municipio de San José del Fragua, Caquetá, integrantes del Frente 49 de las FARC secuestraron al campesino José Dubiel Ramírez de 24 años de edad y asesinaron a uno de sus familiares que lo acompañaba. Ayer, el campesino logró huir, aprovechando la presencia del Ejército en la zona.

Violencia política

La líder Maritza Salabarría del proceso de restitución de tierras en Montería (Córdoba), denunció amenazas en su contra y la falta de protección necesaria para ella y su familia.

Justicia

En la tarde del viernes 21 de noviembre de 1997 se reportó una masacre realizada por un grupo paramilitar contra los pobladores de La Horqueta en el municipio de Tocaima, Cundinamarca. En el hecho murieron catorce civiles, entre ellos dos jóvenes de 15 y 16 años, y doscientas personas se desplazaron forzosamente hacia municipios vecinos y a Bogotá. Las familias de las víctimas y los sobrevivientes, piden que no quede en la impunidad y se vinculen al proceso todos los responsables de esta acción.

Otras violencias

Desconocidos asesinaron al soldado Óscar Pérez Mármol, de 22 años, en una vía en el Putumayo y hurtaron su arma de dotación. Las autoridades han iniciado investigaciones para hallar a los responsables.

Noticias de la negociación

Desde el pasado 15 de mayo, los representantes del Gobierno y las FARC han estado trabajando, en forma separada, en el texto sobre el tema agrario y este fin de semana las partes volverán a reunirse. Se espera que antes del 25 de este mes se llegue a un acuerdo final sobre el primer punto de la agenda, en lo concerniente a estímulo a la producción agropecuaria, formalización laboral del campesinado y mecanismos para garantizar un sistema de seguridad alimentaria.

     Cuidar la vida       Todas las víctimas      Libres, sin violencia
Share