Diario de conflicto y paz, 10 de mayo de 2013

El día de hoy sobresalen las intimidaciones, a través de amenazas, a diferentes grupos de la sociedad civil. Se registraron amenazas contra diferentes sectores de la sociedad civil, entre ellos el movimiento sindical, estudiantes, profesores, concejales y líderes comunitarios. También sobresale la participación de los grupos neoparamilitares en gran parte de dichas amenazas.

Destacado FARC ELN
Neoparamilitares Violencia política
La negociación Otros servicios

Urabeños amenazan a dos líderes sindicales

Dos líderes sindicales del municipio de Valledupar en el departamento del Cesar, fueron amenazados por Los Urabeños. En un panfleto que fue dejado en la casa de Wilder Martínez Ochoa, presidente seccional de Sintramienergética, integrantes de este grupo neoparamilitar, les dan un plazo de setenta y dos horas para abandonar el municipio a él y a su compañero, el dirigente sindical Ricardo Machado, de lo contrario serán declarados objetivos militares del grupo armado.

Violencia asociada al conflicto

FARC

Se registró el secuestro de tres personas en zona rural del municipio de Santander de Quilichao en el Cauca. Guerrilleros llegaron a la finca donde se encontraban cuatro personas, quienes fueron sacadas por la fuerza y llevadas con rumbo desconocido. Una de las víctimas escapó del automóvil donde eran transportados, y fue quien dio aviso a las autoridades. El paradero de las otras tres personas aún no se conocen, y la Fuerza Pública está realizando operativos para saber de su ubicación.

ELN

No se reportaron acciones atribuidas a este grupo guerrillero

Neoparamilitares

En Barranquilla (Atlántico), Los Rastrojos amenazaron mediante un panfleto a trece personas (estudiantes y profesores) de la Universidad del Atlántico, fueron declarados objetivo militar por parte del grupo armado. La ONG Fundación Progresar, denunció que varios concejales y líderes comunales de la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander), fueron amenazados por miembros de grupos neoparamilitares, quienes los extorsionan para no atentar contra su vida o para permitirles el ejercicio de su actividad.

Por otro lado, en Valledupar (Cesar), miembros de un grupo neoparamilitar, amenazaron a los integrantes de la familia Freite, en el panfleto los obligan a abandonar un predio del cual ya habían sido desplazados hace diez años por miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia.

Actualizacion: En Montelíbano (Córdoba), se reportó un combate entre el Ejército y Los Urabeños. Como resultado de la acción murió Wuilmer Ramírez Arteaga, también conocido por los alias de ‘Hugo’, ‘Camilo’ o ‘El Viejo’, quien, según la autoridades, era el jefe de Los Urabeños en los municipios de la zona del departamento conocida como el Alto San Jorge.

Violencia política

Miembros de un grupo armado no identificado, amenazaron a los integrantes de la organización social Plataforma Sur. La acción se registró en Neiva (Huila), cuando el pasado 1° de mayo miembros del grupo armado ingresaron a las instalaciones de la organización, destruyendo los bienes que encontraron en su interior, sin que se registrara la pérdida de elementos de valor, que hubiera pensar que el móvil del hecho fuera el hurto.   

Noticias de la negociación

El presidente de la República Juan Manuel Santos, realizó una defensa de las negociaciones para terminar el conflicto, que se llevan a cabo en La Habana (Cuba). En su intervención afirmó, “Si el proceso de paz fracasa, me voy con la conciencia tranquila”. Además, le recalcó a los miembros de las Fuerzas Militares que en la Mesa de negociación, no se está discutiendo ningún tema de posconflicto, ya que esta discusión será realizada en Colombia, y en él, no habrá ningún tipo de intervención por parte de las FARC.

En entrevista con el periódico El Espectador, Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz, aclaró muchas de las posiciones del gobierno en la mesa de negociación para la terminación del conflicto con las FARC. Inicialmente descartó la presencia del ELN en las conversaciones, señalando que a lo que se apunta es a realizar un proceso de negociación totalmente independiente con esta guerrilla. Además indicó, que el cierre del conflicto requiere una transformación del sector rural, lo cual favorecería la no repetición de la violencia. Ello contempla un enfoque territorial del posconflicto, la construcción de instituciones locales desde abajo y un enfoque de justicia distributiva, inclusiva y que contemple la redistribución de tierras.

Por último, Indicó, que para que haya una finalización real del conflicto, se requiere que los grupos armados puedan convertirse en actores políticos. Para ello, se deben contemplar mecanismos judiciales de excepción, en una fase de transición, justicia y reparación. Esto no contempla una amnistía general, sino amnistías parciales, medidas alternativas a las jurídicas, fortalecimiento institucional y los avances que ya haya logrado la justicia ordinaria.  

Share